Equilibrio ecológico

jueves, 14 de febrero de 2008
Una de las cosas más interesantes sobre la naturaleza, es como funciona, ya de partida debemos comprender que cualquier modelo que podamos idear puede distar mucho de la complejidad como funciona nuestro planeta, pero nos puede ayudar mucho a comprender algunos hechos que ocurren.

Por esto es que hoy les quería contar un poco como funcionan las cosas en la naturaleza. La naturaleza funciona en base a todas las teorías de conservación, la materia no se crea ni se destruye, solo se transforma, nos decía Lavoisier. El primer principio de la termodinámica nos dice que en la naturaleza la energía no se crea ni se destruye, solo se transforma.

Ahora que sabemos esos datos debemos tener claro que en nuestro mundo las cosas se transforman, una planta transforma la energía del sol en energía química, luego la planta usa esta energía para crecer, desarrollarse y reproducirse, y cuando la planta muere, sus restos son descompuestos en nutrientes que darán vida a una nueva planta.

Cuando un animal interviene en este ciclo no lo cambia, el animal obtiene energía de una planta y luego sus heces y cuerpo serán descompuestos, proporcionando nutrientes nuevamente al ciclo.

Y muchos ahora se preguntarán ¿y que ocurre con la energía? La energía se transforma en calor, y no la podemos utilizar, esto nos lo dice la segunda ley de la termodinámica, por ende los sistemas vivos requieren energía constante para existir, la cual es proporcionada por el sol (y la tierra en menor nivel).

Así toda la vida ha seguido este ciclo, y lo seguirá, al menos que por alguna razón algo se lo impida, y de eso van a tratar las siguientes entradas.

3 comentarios:

kataang dijo...

Hola,acabo de conocer tu blog y me parece muy bueno que haya gente con conciencia ambiental en el mundo.
felicitaciones y visita mi blog, que tiene el mismo tema.

Anónimo dijo...

hola, me parece muy buena la información; pero le falta un poco más. Bye

Anónimo dijo...

deben hablar mas sobre el tema.BYE

"Mañana tal vez tengamos que sentarnos frente a nuestros hijos y decirles que fuimos derrotados. Pero no podremos mirarlos a los ojos y decirles que viven así porque no nos animamos a pelear"

Mahatma Gandhi