Trabajamos más, consumimos más y disfrutamos menos

miércoles, 12 de mayo de 2010
Cada vez estamos comprando más cosas y uno se pregunta ¿realmente vale la pena?, ¿hay un límite de cosas que comprar o es solo el dinero el que nos limita?
El consumo te consume

Para poder responder a esto tenemos que entender que cada vez que compramos algo estamos perdiendo dinero, pero también estamos perdiendo algo mucho más valioso, el medio ambiente que se destruye por los procesos sucios que generan la mayoría de las cosas. Pero también perdemos tiempo, ir a la tienda y comprar, usar lo que compramos, instalarlo, pero lo grave es que muchas veces hacemos todas esas cosas y ni siquiera las usamos.

Entender esto es vital, cada vez que compramos algo tenemos que dar algo a cambio, en este caso dinero, pero la mayoría para obtener dinero “vende su tiempo” trabajando. Por lo tanto si consumiéramos menos cosas podríamos trabajar menos y tener más tiempo para disfrutar con nuestras familias, y con la vida misma.

No necesitamos tener tantas cosas, la verdad es que con poco se puede vivir muy bien si uno es capaz de usar eficientemente los recursos, también puede aprender mucho y volverse más feliz, puede parecer raro, por que nos han educado que entre más mejor. De hecho en los cursos básicos de economía se habla de que los bienes mejoran el bienestar y que cada vez que compramos algo nos volvemos más felices.

Sin embargo eso no es cierto, estudios han probado que las personas son más felices cuando no tienen los bienes esenciales y es obvio, si no tuviéramos comida, ropa, un hogar, probablemente seríamos menos felices, pero cuando nuestras necesidades básicas están satisfechas, en algunos casos el consumo en vez de aumentar el bienestar lo disminuye.

Esto es por que al estar tanto tiempo trabajando para comprar perdemos de hacer las cosas que realmente nos hacen felices, que precisamente no son comprar y consumir, sino compartir con la familia, los amigos, la naturaleza. Y bueno cada persona tiene sus gustos y debe saber que podría hacer algo mucho más entretenido con su tiempo que trabajar.

La idea que les planteo no es dejar de consumir, ni dejar de gastar ni nada por el estilo, solamente que comprendan que si consumen menos tienen más tiempo para disfrutar, y entre más disfrutemos más felices vamos a ser, por lo tanto muchas veces podemos pensar en trabajar un poco menos, consumir un poco menos y dedicarnos a lo que realmente nos importa.

1 comentarios:

Javiera dijo...

Vi un documental sobre esto, es breve, súper entendible para público general. Si lo encuentro te lo mando :P

"Mañana tal vez tengamos que sentarnos frente a nuestros hijos y decirles que fuimos derrotados. Pero no podremos mirarlos a los ojos y decirles que viven así porque no nos animamos a pelear"

Mahatma Gandhi